Ante los cambios realizados por Blogger, tiempo atrás, y que afectaron la plantilla de este blog hay textos largos que no se mostrarán totalmente. La solución a dicho inconveniente es hacer click en el título del artículo y así se logra que se muestre el resto de la entrada. Muchas gracias y disculpas por la molestia ocasionada.

EL EJÉRCITO PÚRPURA - Anderlecht (Bélgica)


El fútbol belga ha bajado mucho su nivel en los últimos años, pero en los años setenta y ochenta unos de los grandes del fútbol europeo era el Anderlecht de Bruselas.
Hablar del fútbol belga era, es y será, hablar del Anderlecht.
El siglo no había hecho más que comenzar, y en Bélgica se estaban desarrollando ciertos hechos que iban a marcar el estilo de vida de los belgas. El rey Leopoldo II acaba de conquistar una parte del Congo; la armada refuerza su servicio obligatorio y los deportes dejan de ser tan sólo un privilegio de los ricos. Así, el 25 de Mayo de 1908, quince hombres se reúnen en el Café “Concordia” de la calle Aumale y fundan el Royal Sporting Club Anderlecht.
En Bruselas son varios los equipos que se crean en esa época: El Daring, el Excelsior, el Leopold... pero con la creación del Royal Sporting Club de Anderlecht los habitantes de esa ciudad situada en el centro de Bélgica (es uno de los diecinueve municipios que surgen alrededor de la metrópoli de Bruselas, en la provincia de Brabante, a orillas del canal Charleroi) ya tienen su club.

Primeros partidos

Hasta la II Guerra Mundial el club mantendrá el carácter comunitario. Dirigentes, jugadores aficionados y amateurs e hinchas enamorados del juego ofensivo que practicaba el equipo desde sus comienzos.
El primer partido del club tuvo lugar ocho días después de su fundación, contra el Instituto Saint-Georges. Era el preámbulo de un período en el que el número de goles marcados era elevado, en seis meses el equipo había conseguido cien goles y en dos años la cifra se elevó a mil.
Con ese juego que desarrollaba el equipo, la existencia de buenos delanteros era imprescindible, sobre todo la de centrodelanteros. El primero de esta saga fue Fernand Adams. Entonces el equipo no estaba en Primera División y fue el primer internacional que aportó el club a la selección nacional.
El apodo que han recibido siempre los aficionados del Anderlecht ha sido el de ‘El ejército púrpura’ en relación a la que fuera la primera camiseta de la institución, blanca con vivos lilas y que cambió en la temporada 2005-2006. En la actualidad el uniforme de la institución es totalmente blanco, siendo de pantalón, camiseta y medias negras el alternativo.

Construcción del estadio

El equipo empezó jugando en un solar de la calle Verheyen en 1910, con unos vestuarios que eran un verdadero poema. El equipo tan sólo disponía de un único balón. Eran tiempos de austeridad. Aunque los partidos eran seguidos por dos o tres mil personas en lo que era una verdadera fiesta para los habitantes de Anderlecht.
Eran los inicios de un club que iba a estar dirigido por Charles Roos, que fue el primer Presidente del club. Su período de mandato fue corto, hasta 1911, año en el que Theo Verbeeck se hace cargo de la presidencia, puesto que ocuparía durante 40 años.
Habría que esperar hasta 1917 para que el Consejo Directivo del Anderlecht decidiera construir el Estadio Municipal en el Parque Astrid, que se llamaba entonces Parque de Meir. El nuevo estadio recibió el nombre del por aquel entonces mecenas del equipo, Emile Verse, que llevaría este nombre hasta que el presidente Constant Vanden Stock decidiera cambiarlo.

Ascenso a Primera División

El ascenso a la Primera División data del 16 de Abril de 1921. Pero habría que esperar una decena de años para que el Anderlecht se instalase definitivamente entre la élite de los grandes. Así, en 1935 el club decide no ser más un equipo escuela y pasar a obtener resultados. Transforman sus estatutos en una sociedad cooperativa y contratan a un entrenador irlandés, Ernest Smith. Pronto se iban a establecer severos entrenamientos y a aplicar el sistema de la WM, tan de moda en esa época.

Primeros títulos

El primer título del equipo data de la II Guerra Mundial. El Anderlecht en ese período gana un título provincial, ya que no se podía disputar el Campeonato Nacional. Sus dirigentes están dispuestos a llevar al equipo a los primeros lugares y para ello realzarían su primer fichaje, fue el del delantero centro del Tubantía Borgerhout de la región de Amberes, el jugador era Jef Mermans. El fichaje ascendió a unos 150.000 francos belgas y sería amortizado, ya que se mantuvo durante quince años en su puesto de centrodelantero y fue durante este período titular indiscutible.
Pero la gran victoria del Anderlecht no llegaría hasta Junio de 1946, año en el que consigue su primer título nacional. El equipo con esta victoria escribía sus primeras páginas de su historia moderna.
El presidente Theo Verbeeck dejaba en 1951, con lo que decía adiós a 40 años de mandato en el club, su vacante a su Secretario General, Albert Roosens, un viejo jugador del equipo, como todos los presidentes del Anderlecht. Este va a instaurar una nueva política en el club, con un aumento de traspasos, el semiprofesionalismo y un sistema para la captación de jóvenes.
El Anderlecht empieza a monopolizar el título de Campeón de Liga, y así realiza dos tripletes casi seguidos: 1949-1950-1951 además del de 1954-1955-1956. Los rivales de Bruselas ya han pasado a la historia, ahora lo son el Standard de Lieja, Brujas y Amberes. Y jugadores como Jef Mermans, Jef Jurion, Paul Van Himst, Laurent Verbies y Georges Heylens, van a hacer del Sporting el maestro del fútbol belga.

Participación europea

Todos estos títulos le daban opción a estar en la línea de salida de la nueva competición que se estaba organizando en Europa, la Copa de Europa. Una competición que allá por el mes de Septiembre de 1955, se creaba entre el periódico “L'Equipe” y Santiago Bernabéu y en el que el equipo belga estaría inmerso en su 1ª Edición.
El Anderlecht fue uno de los 16 equipos que empezaron la aventura, pero con un mal comienzo para estos. El equipo perdió en la primera eliminatoria frente al Voros Lobogo por 6-3 en el partido de ida, mientras un mes después, ya en Octubre, volvía a perder, esta vez en Bruselas con un rotundo 1-4 en el marcador. Presentación y despedida.
El sistema utilizado por Brasil, flamante campeón del Mundo en 1958, gracias a su juego técnico, practicando un 4-2-4, herencia del anterior campeón del mundo (Hungría). Así como el tercer puesto de Francia que había desarrollado el mismo sistema de juego, hace que los dirigentes intenten aplicar este tipo de juego en el equipo. Para ello reemplazan al entrenador británico Bill Gormlie por el francés Pierre Sinibaldi, viejo centrodelantero del Reims francés.
Sinibaldi, acorde con los deseos de la directiva, iba a aplicar nuevas ideas en un equipo formado por jugadores de la cantera, tales como la defensa en línea, juego ofensivo... formando un equipo y un estilo de juego que influiría a muchos jugadores de una generación excepcional: Jef Jurion y Pierre Hanon, del cual se dice que era el mejor centrocampista de Europa. Los defensas laterales Jean Comelis y Georges Heylens, además del más célebre jugador belga de todos los tiempos, Paul Van Himst.

Fracaso europeo

Un período sinibaldiano que fue más fructífero en Bélgica que en las competiciones europeas. Había conseguido cinco títulos de campeón de Bélgica, de 1964 a 1968, con un ataque prolífico que marcó en una temporada 88 goles y una defensa impenetrable que a la temporada siguiente no le marcarían más de 12 goles.
Sin embargo en Europa tenía menos fortuna. Nada más que la eliminatoria del Real Madrid en 1962, equipo que por aquel entonces era un modelo para el resto de los equipos, con una clasificación para Cuartos en ese mismo año.
Pero la venganza del equipo blanco, que había perdido esa eliminatoria con un global de 4-3, en un primer partido que los belgas empataron a 3-3 en el Bernabeu y 1-0, gol de Jurion en Bruselas, no se iba a hacer esperar. Tres años después, el Real se tomó el desquite en cuartos de final de la Copa de Europa, con 1-0 a favor de los belgas en Bruselas y un 4-2 para los blancos en el Santiago Bernabeu.
Este fracaso europeo quizás fuera debido al carácter semi profesional del club, con unos entrenamientos voluntarios y que eran organizados al medio día, con lo que los jugadores no podían asistir por estar trabajando. Esto ocurría en toda Bélgica, si exceptuamos al Standard de Lieja, con lo que se encontraban en las mismas condiciones, pero estas eran escasas de cara a Europa.
El equipo a finales de los 60 iba a pasar por un período de crisis (excepción hecha con la final de la Copa de Ferias de 1970) con un bache en lo deportivo y con ciertas dificultades económicas.

Primera Final europea

La final de la Copa de Ferias era la primera a la que accedía el equipo belga, pero ésta la perdería frente al Arsenal inglés, a pesar de vencer el primer partido por 3-1. El de vuelta fue de dominio inglés y con un marcador de 3-0, por lo que el trofeo se quedaba en Inglaterra. Esta era una época en la que el Standard de Lieja dominaba en Bélgica. Este era un equipo entrenado por Rene Hauss y animado por Christian Piot y Willy Van Moer.
Para paliar esta mala racha es por lo que da comienzo la tercera etapa del Anderlecht: la adopción del profesionalismo y la llegada a la presidencia, en Abril de 1971, de Constant Vanden Stock.

Vanden Stock nuevo Presidente

La vuelta de Vanden Stock, antiguo jugador del equipo y ex-seleccionador nacional belga, puesto que tuvo que dejar para dedicarse a la presidencia del club, iba a llevar el profesionalismo y el deseo de conquistar un torneo europeo.
La aportación económica de Vanden Stock es importante para la adquisición de nuevos jugadores. Se fichan jugadores extranjeros, entre los que se encuentran varios holandeses, como el delantero centro Jan Mulden, además del portero Jan Ruiter, o Rubby Rensembrink, Arie Haan y Ruud Geels. Además de estos jugadores el Anderlecht acude también a un viejo entrenador, también holandés, Georg-Marie Kessler, quien permanecerá dos años en el club, antes de ser reemplazado por los belgas Urbain Braems y Raymond Goethals.
La época ha cambiado. El fútbol latino (Real Madrid, Benfica) deja su lugar al nórdico: Holanda (Ajax y Feyenoord), República Federal Alemana (Bayern Münich) e Inglaterra (Leeds y Liverpool), son los países que dominan en Europa. La condición física, el juego defensivo y el contraataque es lo que predomina. El Anderlecht no iba a ser menos y practica este sistema de juego.

Éxitos europeos

Los éxitos europeos tan ansiados por el club no iban a tardar en llegar. Así, de 1976 a 1984 el Anderlecht juega cinco finales de competiciones europeas, ganando tres de estas (dos Recopas y una UEFA) y consiguiendo dos Supercopas Europeas (1976 y 89).
Pero no fue hasta 1976 que el Anderlecht inscribió por primera vez su nombre como ganador en los torneos europeos al derrotar en el estadio Heysel de Bruselas, en una final vibrante, al West Ham United por 4-2, con dos goles e Robby Rensembrick y Francois Van der Elst. La dirección técnica de Raymond Goethals le confirió una personalidad demoledora al equipo que, fundamentalmente, adquiría su máximo esplendor en esta competición, la Recopa.
En 1977 volvió a disputar la final, aunque en esta ocasión no pudo revalidar el título adquirido la temporada anterior. Perdió contra el Hamburgo S.V. por 0-2, en Ámsterdam, pero como suele decir el refrán, “no hay dos sin tres”. El Anderlecht al año siguiente estaba en su tercera final consecutiva de la Recopa. Esta se iba a disputar en París, donde el equipo belga ganó al Austria Viena, por un contundente 4-0.
Entre tanto se proclamó en dos ocasiones campeón de la Supercopa de Europa. La primera tuvo lugar en 1976, y enfrente estaba el todopoderoso Bayern Münich, campeón en esta temporada de la Copa de Europa. Franz Beckenbauer, junto con sus compañeros se tuvieron que conformar con ver a Maier sacar en cuatro ocasiones el balón de su portería.
En 1978, tras proclamarse de nuevo Campeón de la Recopa se enfrentó al Liverpool, quien vio como el equipo belga conquistaba por segunda vez otra Supercopa.
El equipo estaba crecido e iba a por su tercera Recopa o su cuarta final, pero el Barcelona se lo impidió. El equipo catalán apeó a los belgas en la tanda de penaltis tras la victoria de ambos equipos en su estadio por 3-0.

Decadencia del equipo

Al término de la década de los setenta el Anderlecht comenzó a dibujar la curva del envejecimiento y anquilosamiento. La marcha de Goethals y la ausencia de títulos encresparon a los anderlechtoises, ya acostumbrados a saborear cada temporada las mieles del triunfo.
Antes de su decadencia, el equipo belga descubre nuevos valores que serán quienes den grandes días de gloria al Anderlecht y a la selección: Ludo Coeck, Jacky Munaron, Michael De Groote, Franc Van der Elst y Jacky Vercauteren.
Pero sólo con estos jugadores el equipo no se reponía del bache de juego por el que estaba atravesando, así que el presidente del club, Constant Vanden Stock dio un espectacular golpe a base de talonario fichando a Lozano, Czerniatynski y Vandembergh y colocando en el banquillo al yugoslavo Tomislav Ivic. Desde 1974 no se conseguía la Liga y ya era mucho tiempo. Los aficionados pedían resultados. Estos no se hicieron esperar y el Anderlecht conquistó brillantemente la Liga belga en la temporada 1980-1981. El carácter defensivo que el técnico yugoslavo inculcó al equipo no era del agrado de los espectadores, ni de los dirigentes del club, acostumbrados al juego ofensivo. El sistema de Ivic convierte al conjunto belga en un equipo puramente defensivo, con un 5-4-1 y en el que su único delantero, el danés Kenneth Larsen es el máximo goleador del equipo con 22 goles y segundo del campeonato, detrás del inevitable Vandembergh.
A pesar de que el yugoslavo consiguió meter al equipo a la temporada siguiente en las semifinales de la Copa de Europa, eliminatoria que perdió contra el Aston Villa, después de eliminar al Estrella Roja, Juventus y Widzew Lodz, el yugoslavo Ivic fue sustituido el 27 de Septiembre de 1982. El nuevo técnico era Paul Van Himst.
La reacción del equipo no tardó en llegar y los conocimientos del mejor jugador belga de todos los tiempos no tardaría en dar los frutos deseados.
Esa temporada el equipo es cuando ficha a Czerniatinsky y a Vandembergh. Czerniatinsky, nacido de padre polaco y madre belga, había sido la revelación del fútbol belga y líder de los goleadores de la Segunda División, la temporada anterior. Por su parte Erwin Vandembergh había sido “Bota de Oro” la temporada 79-80. Los treinta y nueve goles conseguidos en su equipo, el Lierse, era todo un aval para el jugador belga. Era savia nueva para la delantera del Anderlecht.
Ese año iban a conseguir uno de los objetivos del equipo durante esos últimos años, ser campeones de una de las competiciones europeas, en este caso, de la Copa de la UEFA.
Por esta época había un jugador que sobresalía del resto de compañeros, quizá por su forma de jugar y por su especial concepción del fútbol. Este jugador no era otro que Juan Lozano, un sevillano que iba a dar mucho que hablar dentro del fútbol y que se afincó en Bélgica. Tras unos años en el Anderlecht fichó por el Real Madrid, aunque en ese club no llegó a triunfar y tuvo que volver al Anderlecht.
Con estos jugadores el Anderlecht se había metido en la final de la Copa UEFA. El rival para esta final era el Benfica. El equipo belga ganó por un exiguo 1-0 en Bruselas y un 1-1 en casa de los portugueses. Para disputar la final tuvo que eliminar a equipos como el Oporto, Valencia y Bohemians de Praga, entre otros.
Pero el Anderlecht no se conformaba con una Copa de la UEFA y en la 1983-1984 consigue llegar a una nueva final para intentar revalidar el título conseguido la temporada anterior, pero este no fue posible ya que el Tottenham en los lanzamientos desde el punto de penal le arrebató el triunfo.

Remodelación del estadio

Ya por esa época se había llevado a cabo la remodelación del estadio, que según su presidente era necesaria para poder estar de acuerdo con el nivel europeo. El club, para realizar estas reformas no recibe ninguna financiación de ningún organismo, por lo que se tiene que echar mano de la imaginación para poder paliar los gastos. Así, Vanden Stock decide la construcción de palcos privados en el estadio para su posterior alquiler. Estos iban a ser alquilados por un período de 3 años.
Con esto su presidente demostraría que el equipo no era un simple club de fútbol, sino que funcionaba como una empresa sólida y fuerte.
El estadio del Anderlecht se llama “Constant Vanden Stock” y cuenta con capacidad para 28.361 espectadores. Se halla ubicado en el Parque Astrid de la comuna de Anderlecht en Bruselas. Actualmente, el club considera construir un estadio con más capacidad que no necesariamente podría estar en Anderlecht.
En 1984 un jugador de origen italiano y que había sido fichado de La Louviere, con tan sólo 18 años ya era la revelación del equipo, Enzo Scifo. El jugó durante dos temporadas con los juniors del equipo, antes de debutar en Pare Astrid, Scifo iba a hacer olvidar a Lozano.
En la temporada 1984-1985 iba a conseguir un nuevo título para la entidad, el de campeón de Liga. Un campeonato que había conseguido con toda la facilidad, sacando once puntos al segundo clasificado, el Brujas. El Anderlecht ese año iba a conseguir batir otro record, el de puntos. El equipo consiguió sumar 59 puntos, cosechando tan sólo una derrota en todo el campeonato.
Pero si en el plano nacional había barrido, no se puede decir lo mismo en Europa. El equipo sucumbió frente al Real Madrid en La Copa de la UEFA, a pesar de que los belgas vencieran el partido de ida celebrado en Park Astrid por 3-0 pero la vuelta fue toda una exhibición del equipo blanco que le derrotó por 6-1.

Un equipo “extranjero”

El Anderlecht, al igual que el resto de equipos belgas, como consecuencia de la legislación vigente en el país, tenía toda una legión de jugadores extranjeros a su disposición, en concreto siete. Junto con los nueve internacionales de que disponía el equipo, formaban uno de los conjuntos más fuertes en Europa por esa época.
El conjunto belga estaba formado por Jacques Munaron bajo los palos. En defensa se encontraban el veterano yugoslavo Peruzovic, que formaba un perfecto tándem con el danés Morten Olsen, y tres internacionales belgas; De Greff, De Groot y Grun.
El centro del campo estaba compuesto por Frank Vercauteren, Frank Arnesen, Rene Vandereycken y Enzo Scifo, en el que constituía sin duda el mejor centro del campo de Europa. La delantera la formaban Czerniatynski y Vanderbergh.
Pero sin duda la gran deuda del Anderlecht con sus aficionados era la no consecución de la Copa de Europa, único trofeo que falta en las vitrinas del club, y en las que iba a tener tres oportunidades seguidas (consiguió las Ligas en las temporadas 84-86 y 86-87).
En la primera de ellas fue eliminado por el Steaua de Bucarest, en semifinales. A la postre sería el campeón de Europa al vencer al Barcelona en Sevilla. En la segunda, fue apeado de esta competición en cuartos de final por el Bayern Munich y en la última (1987-1988), sería igualmente eliminado en cuartos por el Benfica.
Tras la consecución de estos tres títulos consecutivos, el equipo entró en un pequeño bache de resultados. Posteriormente el equipo perdió importantes hombres: Van der Eycken, Morten Olsen, Vandenbergh, Peruzovic y la marcha de Scifo al Inter y Vercauteren al Nantes, lo tenía que notar.
Se formó un nuevo equipo sin figuras, sin un líder que aglutine al resto. Era un cuadro que buscaba una nueva identidad y un nuevo estilo de juego. Así, Georges Leekens, considerado como uno de los mejores técnicos del país se hizo cargo del equipo. La destitución de Arie Haan, como la de Ivic, había tenido lugar por practicar un juego defensivo.
Además de nuevo entrenador el presidente Vander Stock incorporó al portero De Wilde, al finlandés del Lokeren, Ukkonen; al zambiano Keshi; al zaireño Musonda; y al que fue la verdadera adquisición, Patrick Vervoot, que procedente del Beerschot pronto se haría con las riendas del equipo.
El joven técnico Leekens había sido contratado para devolver al equipo la hegemonía perdida y sobre todo para poder conquistar un título europeo, que últimamente se les negaba. Leekens en el período de tiempo que estuvo en el equipo logró dos Copas de Bélgica. La última había sido ganada en 1976.
De nuevo el equipo volvía a Europa, pero esta vez para participar en la Recopa. En la 88-89, el equipo fue eliminado en octavos de final por el Malinas, anterior campeón de este torneo. El entrenador del Malinas era Aad de Mos, el cual pasaría a engrosar la temporada siguiente en las filas del Anderlecht.
El técnico holandés, surgido en el Ajax, era admirado por su brillante etapa en el Malinas, en el que consiguió la Liga, la Copa y la Recopa de Europa. El presidente del Anderlecht, decidió su fichaje. Quería construir un equipo que jugara y que diera espectáculo, cosa que con el tiempo ha conseguido inculcar el técnico holandés a sus hombres.
El presidente de la entidad le encomendó la difícil tarea de recuperar el prestigio del equipo tras unas temporadas en las que su gran rival, el Malinas, había deslumbrado en Europa. Para ello, de Mos dispuso de una plantilla compensada, incorporándose importantes jugadores, como Degryse y Van der Lindem.
Ese año, el Anderlecht llegaría a disputar la final de la Recopa. Primero eliminó al Bellymena, después al Barcelona, en una eliminatoria en la que el equipo catalán estuvo a punto de dar la vuelta al 2-0 que en el partido de ida le endosó el Anderlecht. En el Nou Camp el Barcelona empató la eliminatorio, pero Van der Linden se encargó, en la prórroga, de desnivelar la eliminatoria.
En cuartos de final eliminó al Admira Wacker y en semifinales, hizo lo propio con el Dínamo de Bucarest. El 9 de Mayo de 1990, el Anderlecht perdía en Goteborg la oportunidad de ganar un trofeo europeo, que durante tantos años había perseguido. Fue contra la Sampdoria y por un resultado de 2-0 a favor del equipo italiano.
Pese a todo, la década de los 90’ fue fructífera para el Anderlecht que obtuvo el Campeonato de Primera División belga en la 90-91, 92-93, 93-94, 94-95, 99-00, la Copa de Bélgica en la 93-94 y la Copa de la Liga de Bélgica en la 99-00, además de la Supercopa de Bélgica en 1993 y 1995.
Los éxitos prosiguieron con el cambio de milenio y el equipo belga parece haber vuelto a su antiguo sistema de juego, en el que el ataque y el espectáculo iban unidos y por el que los aficionados belgas suspiran desde hace años.

Palmarés

Torneos nacionales
Primera División belga: 1946-47, 1948-49, 1949-50, 1950-51, 1953-54, 1954-55, 1955-56, 1958-59, 1961-62, 1963-64, 1964-65, 1965-66, 1966-67, 1967-68, 1971-72, 1973-74, 1980-81, 1984-85, 1985-86, 1986-87, 1990-91, 1992-93, 1993-94, 1994-95, 1999-00, 2000-01, 2003-04, 2005-06 y 2006-07.
Copa de Bélgica: 1964-65, 1971-72, 1972-73, 1974-575, 1975-76, 1987-88, 1988-89, 1993-94 y 2008
Copa de la Liga de Bélgica: 1999-2000
Supercopa de Bélgica: 1985, 1987, 1993, 1995, 2000 y 2001
Tweede Klasse (II): 1923-1924, 1934-1935

Torneos internacionales

Recopa de Europa: 1975-1976 y 1977-1978
Copa de la UEFA: 1982-1983
Supercopa de Europa: 1975-1976 y 1977-1978

Fuentes consultadas:
* Wikipedia
* Libro “Los grandes clubes del fútbol mundial”
* Sitio web oficial del Royal Sporting Club de Anderlecht

4 comentarios:

Linea de 5 dijo...

Buena historia del anderlech, que hoy por hoy cuenta con varios futbolistas argentinos: frutos, pareja, biglia y hasta hace poquito estaba el rioja leiva.
Un abrazo
http://lineadecinco.blogspot.com/

Garrincha dijo...

Excelente historia, conocía detalles pero no tanto de la historia del Anderlecht. Ojalá el fútbol belga levante como lo ha hecho el portugués los últimos años (aunque solo el Oporto ha respondido a nivel de clubes).

Un saludo!!

Fátima dijo...

Buenas!!! es la primera vez que paso por el blog ... la verdad es muy bueno ... contribuye a la cultura futbolera ... me encantan también las frases posteadas ...
voy a seguir pasando y dejando opiniones...
te dejo saludos!! muchas gracias por pasarte por mi blog!!!

Faty

http://guillermobschelotto.blogspot.com/

Totonet dijo...

Gracias a todos por la visita y las palabras. Tengo 45 años y recuerdo que era pequeño y el fútbol belga era considerado un fútbol de peso en Europa. Lamentablemente esos años pasaron, pero creo que están trabajando como para volver a recuperar el sitial perdido.
Saludos cordiales