Ante los cambios realizados por Blogger, tiempo atrás, y que afectaron la plantilla de este blog hay textos largos que no se mostrarán totalmente. La solución a dicho inconveniente es hacer click en el título del artículo y así se logra que se muestre el resto de la entrada. Muchas gracias y disculpas por la molestia ocasionada.


Pocas veces algún club boliviano tuvo en su seno a una gran figura internacional de la talla de Osvaldo Potente, un verdadero crack argentino que, pese a que estuvo por espacio de sólo unos tres meses, dejó imborrables recuerdos para los hinchas atigrados y los del fútbol en general.
Osvaldo Potente o ‘Patota’ como era y es conocido, sobrenombre que le viene desde niño porque lo pronunció así para nombrar a la ‘número 5’, tuvo sus inicios en las inferiores de Boca Juniors de Argentina.
‘Patota’ fue un jugador exquisito, un genio de ésos que ven la segunda jugada antes de la primera, con una gran pegada con la pelota en movimiento, nunca se arrugaba. Integró un equipo de lujo, junto a Trobbiani, Ferrero, Ponce, Nicolau, Rogel, García Cambón, Sánchez entre otros, dirigidos por Rogelio Domínguez, que no fue campeón por esas cosas del destino, según aseguran entendidos en la materia.
En un recordado clásico, le ganaron 5-2 a River que en esos tiempos tenía entre sus estrellas a Perfumo, Fillol, Merlo, Alonso, JJ López y muchos otros jugadores de renombre. Potente llegó a jugar en la selección contra España 1-1, en el debut de Menotti. En un clásico en 1975, la hinchada de River tiró un chanchito con la casaca número 10 en la espalda, representando a Potente, que era un tanto petiso y regordete. En ese partido ‘Patota’ le metió un gol de tiro libre a Fillol con el que salieron triunfantes.
En 1976 y tras un altercado con la dirigencia de Boca y pese a tener ofertas de clubes italianos, se fue a Rosario Central hasta 1978, cuando se produce su resonante pase a The Strongest de La Paz que se había clasificado, junto a Oriente Petrolero para la Copa Libertadores donde enfrentaron a los equipos peruanos.
El debut de Potente se produjo con un lleno total del estadio “Hernando Siles”, en un equipo en el que brillaban Ovidio Messa, Luis Galarza, Jorge Lattini, Bastida, Eduardo Angulo, Luis Iriondo y muchas otras grandes figuras del fútbol nacional. Al no haber pasado a la segunda fase, Potente regresó a Boca Juniors, que era entrenado por Juan Carlos Lorenzo, habiendo jugado de nuevo la Copa Libertadores.
Como muestra de su valía es necesario recordar que tras la salida en 1980 de Potente, Boca contrató a Maradona en su puesto.
Luego jugó en un tiempo en San Lorenzo de Mar del Plata, clasificando para el nacional. Después de un frustrado pase al fútbol mexicano se retiró, realizando luego el curso de Director Técnico.
Actualmente es copropietario de la fábrica de trofeos “Potente Hermanos” en la capital argentina, que realiza trabajos para diferentes disciplinas deportivas y también para especiales ocasiones.

(anécdota tomada del diario boliviano “El deber”)

No hay comentarios: