Ante los cambios realizados por Blogger, tiempo atrás, y que afectaron la plantilla de este blog hay textos largos que no se mostrarán totalmente. La solución a dicho inconveniente es hacer click en el título del artículo y así se logra que se muestre el resto de la entrada. Muchas gracias y disculpas por la molestia ocasionada.


A comienzos de la década del 30, Peñarol tenía una línea media sensacional, integrada por Gildeón Silva, Lorenzo Fernández y Álvaro Gestido... (foto)
Los tres también integraron los planteles del seleccionado uruguayo ganador del oro olímpico de 1928 y la Copa del Mundo de 1930. A Silva lo apodaban “Tatita” porque cuando enfrentaba a un adversario abría los brazos y decía mirando a la pelota “¡Venga con Tatita!”, y por lo general la pelota quedaba en su poder...
Fernández era todo temperamento: nunca bajaba los brazos. En el Sudamericano Extra disputado en Lima, en 1935, Uruguay derrotó a la Argentina 3 a 0 y Lorenzo fue un baluarte, surgiendo de su sacrificio al servicio de la Celeste la frase para identificar ese estilo como el de la garra charrúa...
Por su parte Álvaro Gestido era muy técnico y de gran señorío. A lo largo de su trayectoria, jamás fue expulsado...
En sus comienzos, "Tatita" Silva comentaba a los periodistas: “Con Lorenzo Fernández, Gestido y yo, le ponemos una cortina metálica al medio campo”, apodo que quedó grabado a fuego para denominar a esos tres jugadores.
Peñarol, y el seleccionado uruguayo, vivieron jornadas de gloria con ese trío sensacional...

2 comentarios:

Hugo dijo...

¡¡¡No, muchachos!! El Sudamericano de 1935 (Santa Beatriz, Lima),lo ganó Uruguay 3 a 0 a Argentina.

¿de dónde sacaron eso de que Argentina le ganó a Brasil?

Totonet dijo...

Gracias por la corrección Hugo.
El Diario Popular, Argentina, suele darme estos dolores de cabeza.
Ya está corregido.
Un abrazo y gracias por la visita.